[Lilith]

Introdujo sus dedos suavemente entre mis cabellos y bordeó mi cráneo con ambas manos. Ese solo contacto me relajó, mientras acercaba su cuerpo al mío y nuestras lenguas no podían parar de encontrarse, tenía unos labios adictivos y un cuerpo que me derrite recordar, todo fue magnífico y fluyo de las ansiedades deliciosas disfrutando la pausa de una prisa… disfruté cada encuentro, lo memoricé para usarlo en su ausencia, pa activarme sin su presencia. Hace poco lo vi, sentí su alma meterse a la mía, sentí sus ojos robándome los momentos y cautivando mis fragmentos. Pero “un día lo dejé y luego lo perdí” nunca más me respondió. Me costó un pedazo de mi corazón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: