exiliados en nuestra propia tierra

04.06.2020 Nos encontramos exiliados en nuestra propia tierra, siendo manejados por las vibraciones de la TV Nacional, abrumados por desconfiar del Consejero de Salud ya que en el fondo sabemos nos miente descaradamente, tiene la lengua de veneno. De a poco ese hombre se ahogará en su propia experiencia y ya comienza a notársele la verdad. La cara se le chorrea al igual que a su Jefe. Sus ojos al parecer ya necesitan más espacio, ya no están poderosos porque la fuerza de la maldad ya bebió por completo toda la energía que necesitaba para convertir a nuestro país en un caos, implantando miedo, incertidumbre, pobreza, muertes, inconsciencia, abusos, racismo; ya casi los ciudadanos no conocen el significado de su corazón, están pegados e hipnotizados con su exterior que no pueden mirar pa’ dentro.

Duele tanto ser testigos de cómo los seres humanos, Dioses Poderosos, no nos damos cuenta que ya somos muñecos del Consejero, haciendo todo lo que nos piden.

Esta pandemia me abrió mucho los ojos y el aporte de #Cafeconnata con la Natalia y la Sol ha ayudado mucho a comprender como es realmente la política, a despertarnos todos los días.

Cuando la gente se levantó gracias al despertar, los cabres de las escuelas y colegios se aburrieron, colapsaron con la caca que olíamos y olemos siempre, de la diferencia de vida y conocimos con más claridad de que forman nos dominan y maltratan.

El despertar asustó a la fuerza oscura, así que invadieron las calles con los peores oficiales, Horkos, la orden era matar al pueblo que pelea con una olla, cuchara de palo y algunas piedras. Fueron y siguen siendo unos cerdos asquerosos, les lanzaron gases, después balas en parte del cuerpo, después empezaron a sacar los ojos con sus picos, violaron a las detenidas y detenides injustamente, los golpearon, los mataron, colgaron en esquinas, fueron los peores cerdos, no eran humanos, eran cerdos drogados. Corrió mucha línea dentro de los Horkos.

Lo injusto por este lado de la ciudadanía es que solo se combate con piedras, olla, garra y amor, es una batalla injusta. Sería justa su pudiéramos salir con espadas, metralletas, tuviéramos donde entrenar con escudos y mucha rabia. Eso sería justo, pero Chile hace rato que dejó de ser justo.

A mi nunca me faltó nada, no crecí con hambre, nunca pasé frío, me protegieron al máximo de cualquier pena que se reflejara monetariamente, no tenía lo que quería solo tenía lo que necesitaba. Por esto no crecí con odio, no nací con rabia hacia Pinocho, casi no conocía la historia del 73, no se hablaba en mi casa de dictadura, no se discutía en la mesa. Mis tías comenzaron a soltar información cuando éramos adolescentes, pero era tabú o quizás les dolía mucho hablar. Después supe que murieron algunos amigos, que vivieron con el miedo, se sintieron inseguras y sufrieron cuando Allende murió.

A razón de esta ceguera con la que crecí nunca me interesó la política, recién a mis 34 años pude ver a través de los ojos de los “Lideres” de este país, esa obsesión enferma por el poder, se regeneran con él, tienen miedo de perderlo, conocen el terror de esa pérdida. Sí importa elegir a los políticos.

Se les caerá la piel, se enfermarán, no podrán continuar, dejarán de permanecer, temen perder ese reconocimiento del podio julero’ por el que modelan, se apagarán, respirarán bajito en el fondo de la tierra. Es ahí donde la creación de Chile se pervirtió tanto que secó tierras, mató árboles, chuparon los ríos, mataron animales con desechos tóxicos vertidos en espacios totalmente naturales y mares limpios, ciudades con aire contaminado y niños creciendo en ellas, jardines naturales y autóctonos atravesados con cemento, plantando falsas esperanzas en reservas que supuestamente ayudarán al entorno, pero solo lo destruyen, le dan trabajo a la gente que necesita comer, haciendo que el trabajador asesine su propia tierra, la que tanto ama mientras el rico se llena los bolsillos.

Eso necesitan para sobrevivir, nos necesitan a nosotros para seguir existiendo ¿Por qué aun no tenemos la fuerza para ganarle al enemigo? Lo único que debes hacer una vez al año cada 4 años es despertarte temprano un domingo e ir a sufragar, solo ese esfuerzo, validar dónde votas, tenerla clara. No debes entrenar ni luchar ni montar caballo ni alzar una espada, ningún gran esfuerzo; solo debes estudiar a los candidatos, conocer qué hicieron antes y sacar a todos los que votaron en contra nuestra con leyes como “antibarricada”. Ese es un básico para que puedas valorar el criterio mínimo de un ser humano con poder. Así de ordinarios pueden ser.

El poder los consume. Pasar al lado del congreso algunos días puede ser muy denso en vibras, otros no, porque no van…y les pagamos el día igual. Los diputados, senadores, ministros y ministras, presidente, todos ellos tienen un gran poder sobre la población y ese poder se lo dio el mismo pueblo con su flojera dominical.

El poder de sanarnos y brindarnos paz lo tenemos nosotros, los que NO tenemos nada, los que soñamos, los que anhelamos. Despertamos y cuando nos elevábamos pacíficamente ¿Qué hicieron? nos bajaron, jalándonos de los pies, de nuestros cabellos para ser golpeados en el asfalto ardiendo en lacrimógenas toxicas. Muchos dejaron de ver, pero no dejan de sentir y es ese sentimiento el que debemos agrandar día a día.

Seamos muy buenos observadores ya que la Pandemia no llegó solo para despertarnos de nuestra historia de vida, vino a mostrarnos, a desenmascarar a los verdaderos que mientras dormíamos no se tenían que esforzar por nada… pero cuando hoy los miramos a los ojos detenidamente saben en un suspiro largo que nada es igual, la guerra que hace 30 años inició con bombardeos y pensaron que ganaban con el silencio hoy está despierta, apaciguada esperando el momento de atacar. Es a mi pueblo al que tocas.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: